0

¿Por qué las versiones españolas de canciones son tan distintas?

Cuando una canción se convierte en un fenómeno mundial suele ocurrir que un avispado productor musical decide que también puede sonar bien en otros idiomas. Un ejemplo es la cantidad de temas que han sido traducidos del inglés al español; pero eso no significa que la versión en lengua española sea literalmente la misma que la original.

Pongamos un ejemplo: i>My Way, el inmortal tema cantado por Sinatra dice “And now, the end is near/ And so I face the final curtain”, pero en español la versión cantada por el popular Raphael dice “El final, se acerca ya/ Lo esperaré, serenamente”. El primer verso es más o menos igual… ¡pero el segundo no tiene nada que ver!

escuchando

Otro ejemplo: Bed of Roses de Bon Jovi dice “I want to lay you down in a bed of roses”; pero en su versión en español el cantante de New Jersey decía “Quiero tener tu amor entre vino y rosas”. Ok… por alguna oscura razón se sustituyó la cama de rosas por una copa de vino… suponemos que español.

¿Por qué pasa esto?  En primer lugar tendríamos que echar la culpa a la métrica y al ritmo. Una frase traducida literalmente del español al inglés raramente tiene el mismo número de sílabas, y eso afectaría al ritmo. Un ejemplo rápido con la sintonía de la serie “Friends”: “I’ll be there for you”  tiene seis sílabas; pero su traducción “Ahí estaré para ti” tiene siete, por lo que no encajaría con la música. En este caso, si fuésemos un traductor podríamos optar por “Siempre estaré aquí” que, aunque no es una traducción literal, significa algo parecido,  y sigue hablando de la lealtad entre amigos.

Otra cuestión es por qué se hace necesaria la traducción. Algunos productores parecen partir del hecho de que los que hablamos español no entendemos inglés y necesitamos cantar algo que comprendamos. Bueno… eso no es así: los hispanohablantes podemos cantar de corrido “Simpathy for the devil” en inglés y saber perfectamente que por boca de Mick Jagger nos está hablando un elegante Lucifer que justifica sus actos.

Sí es cierto que, antiguamente,  los títulos de las canciones se traducían para que el público español tuviera una cierta idea de lo que decía la letra. En los 60 y 70 en la radio se emitían “Black Betty”, “More than Feeling” o “Sittin’ on the dock of the bay” en su versión original, pero el locutor se refería a ellas como “Betty la negra”, “Más que un sentimiento”  o “Sentado en el muelle de la bahía”; no obstante nunca se hizo preciso traducir las letras.

cd-musica

Otra cosa muy distinta es la “reinterpretación”: hay grupos españoles que han hecho versiones de grandes clásicos convirtiéndolas en propias, añadiendo sus propios mensajes… ¡y llegando a convertirlas en grandes clásicos! Dos ejemplos nos vienen a la mente: M-Clan (grupo español) con su “Llamando a la Tierra”, una magnífica reinterpretación de “Serenade” de la Steve Milller Band, o el curioso caso de la estremecedora versión que de la poesía “Annabel Lee” de Edgar Allan Poe hizo el grupo “Radio Futura” en los años 80.

Por cierto, ¿vosotros qué preferís? ¿Qué vuestra canción favorita sea traducida literalmente o que el mismo mensaje os llegue aunque se hable de algo distinto?

 

Leave a Reply

Protected by WP Anti Spam

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.

  • get a free enforex brochure

Remember Me

Lost your password?

[x] close
Powered by WordPress Lab