0

Origen y auge actual de las tapas españolas

Las tapas españolas las inventó Alfonso XIII, o al menos eso es lo que cuenta la leyenda. Según esta historia, el monarca paró en una venta (Ventorrillo del Chato) de Cádiz a descansar en uno de sus viajes y pidió vino de acompañamiento. La ventana del sitio estaba abierta y entraba una polvareda desde ella.

El responsable de la venta sacó a la mesa del rey una botella de vino y tapó el catavinos con una loncha de jamón. El monarca, extrañado por esta acción le preguntó por qué había puesto la loncha de jamón en ese lugar, a lo que el dueño del sitio le explicó que era para “tapar” la bebida y que no se ensuciara con el polvo y la arena que venía del exterior. El resto de los miembros de la Corte, sorprendidos y agradados por el invento, le pidieron el mismo trato con sus respectivas copas.

tapas2

La leyenda del origen de las tapas españolas tiene más variantes con otros reyes como Alfonso X El Sabio y otras motivaciones de la comida, como es el hecho de poder aguantar mejor la bebida.

En todo caso, sí está contrastado el hecho de que las tapas españolas se originaron con el conocido jamón y posteriormente fue siendo ampliada la variedad con rodajas de chorizo, otros embutidos y cuñas de queso. De esta forma, puede decirse que las tapas más tradicionales son las que reúnen alguno o varios de estos ingredientes y se sirven como acompañamiento a una bebida o refrigerio.

No obstante, las tapas españolas han recibido un auge que, aún hoy por hoy, sigue en pleno ascenso. En este sentido, hay mucha variedad tanto en la forma como en el contenido. Los pueblos de interior y del Norte de España son considerados los que ponen tapas más abundantes, en algunas ocasiones equivalentes a un plato de comida, con lo que se desvirtúa el concepto original de su función.

En otras regiones son más austeros y la tapa puede limitarse a frutos secos y aceitunas en las mejores ocasiones. No obstante, siempre es posible pedir tapas aparte como acompañamiento y bajo un precio razonable. En estos casos la patata cobra especial protagonismo en forma de patatas fritas con salsas de distinto tipo, trozos de tortilla de patata acompañados de un trozo de pan, así como embutidos igual que en las tapas originales.

tapas3

En las zonas cercanas al mar es frecuente también que las tapas incluyan sardinas, pulpo, sepia o pescados de varios tipos, la mayoría de veces de un tamaño pequeño y, también, acompañados de pan para que su bocado sea más fácil para el comensal.

Internacionalmente este gusto por las tapas ha tenido éxito en todos aquellos países donde se ha exportado, hasta el punto de ser considerada hoy en día comida típica española. En todo caso, no hay que olvidar que el verdadero origen es el de acompañar la bebida con una pequeña porción de comida. Y, en caso de que un camarero saque el plato de la tapa encima de la copa, será todo un homenaje a la leyenda que figura en torno a su verdadero origen.

Leave a Reply

Protected by WP Anti Spam

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.

  • get a free enforex brochure

Remember Me

Lost your password?

[x] close
Powered by WordPress Lab