0

Halloween a la española

Halloween se celebra en España desde hace poco tiempo. Cierto: no es una fiesta oficial y hay gente a la que no le gusta por su carácter “importado” o “poco respetuoso con los difuntos”; pero también es verdad que tiene mucha popularidad y cada año cobra más fuerza. Hasta tal punto ha llegado su aceptación que poco a poco se está “españolizando”. ¿Por qué Halloween está triunfando en España? Os contamos algunas razones: las hay tanto filosóficas como prácticas.

Happy Oleween!

Se habla en algunos círculos de una especie de “recuperación histórica de la fiesta”. Parece ser que en pueblos de la Galicia y Asturias del siglo XVIII podían verse niños llevando lámparas y pidiendo comida a las puertas de las casas en la víspera del día de Todos los Santos: no es algo muy bien documentado, pero a favor de este argumento diremos que en la zona norte de España está muy arraigado el sentimiento de pertenencia a la cultura celta, de la que es originaria halloween.

Otros prefieren hablar de esa curiosa actitud tan latina de hacer bromas con la muerte y verlo como algo poco serio. Nos reiríamos del miedo a la parca y, como los condenados, aprovecharíamos la noche anterior al día en el que todos morimos un poquito para organizar fiestas e, irónicamente, disfrutar de la vida. Es algo muy complicado y que pueden rebatir perfectamente aquellos que consideran que el día de difuntos es algo demasiado serio como para organizar una reunión en una discoteca.

Más prácticos y seguramente más coherentes sean los argumentos de algunos padres de familia y profesores que ven halloween como un buen sustituto del carnaval por varias razones: a los niños les encanta disfrazarse pero hacerlo en febrero (cuando se celebran los carnavales) supone hacerlo en pleno invierno, con un frío bastante molesto en algunas ciudades españolas. Halloween es en Octubre, cuando la temperatura no es invernal y hay más horas de luz (ideal para una corta fiesta de tarde en el patio).

También está el hecho de que el día siguiente es festivo: uno puede perfectamente salir hasta tarde la noche entre el 31 de octubre y el 1 de noviembre e irse de copas con los amigos. Incluso, si el calendario es propicio, puede pedir el 31 como día libre en el trabajo y disfrutar de doble festividad (sí… los famosos “puentes” españoles).

brujita

Algo muy curioso es que halloween en estas tierras está tomando prácticas de otras épocas del año: no sabemos si por cuestiones metereológicas o por el peculiar carácter español, dado a las mezclas. Por ejemplo hay ciudades en las que los niños no piden caramelos o dulces, sino que directamente piden el “aguinaldo” (una pequeña cantidad de dinero), cosa que es tradición navideña; y hay locales de fiestas y discotecas que ofrecen a sus clientes un “cotillón” (baile en el que se ofrece una bolsa con artículos de fiesta) de Halloween cuando esta costumbre era exclusivamente cosa de año nuevo. Incluso se cuenta que en algunas casas esa noche se puede encontrar turrón en lugar de caramelos (no olvidemos que este dulce es típico de las navidades pero se empieza a comercializar a mediados de octubre).

Por no hablar de que antes o después daréis en una fiesta de halloween con alguien disfrazado de torero. Pero bueno: son cosas que pasan y que hacen de esta fiesta algo más cercano. ¡Que paséis buen Halloween… perdón… víspera del día de difuntos!

Leave a Reply

Protected by WP Anti Spam

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.

  • get a free enforex brochure

Remember Me

Lost your password?

[x] close
Powered by WordPress Lab