0

Frases que sólo diría una abuela española

La riqueza de vocabulario del español y la gran tradición histórica que posee ha provocado que muchas de sus frases populares caigan en desuso. Sin embargo, su popularidad provoca que sean enseñadas en prácticamente todas las escuelas y centros de enseñanza del idioma del mundo.

El problema de este aprendizaje es que los alumnos que aprenden español se ven incapaces de diferenciar entre las frases populares que están de moda y aquellas frases que sólo diría una abuela española. Sólo la experiencia y el uso continuado del lenguaje pueden ayudar a hacer correcta esta distinción. Para ayudar en esta tares, repasamos a continuación algunos de los ejemplos más típicos.

Uno de los mayores errores que cometen los estudiantes de español y también de los más cómicos, consiste en la utilización de términos ya en desuso, porque formaron parte de una moda temporal no hace demasiados años. “Llevar una buena melopea”, por ejemplo, es referida a que una persona ha bebido mucho alcohol, pero “melopea” es un término en desuso, más propio de nuestros padres o incluso abuelos.

Frases o expresiones cortas de asombro o estupefacción son también propias de una moda que ya no es tal y, por tanto, utilizarlas causa tanto desconcierto como aquello que las ha originado. “Agárrate Catalina” es una expresión típica que tiene su origen en el mundo de trapecistas de circo y se popularizó como sinónimo de prevención.

abuela

Las frases con origen religioso también han caído en desuso. “Más viejo que Matusalén” o ” A Dios rogando y con el mazo dando” son claros ejemplos de frases populares frecuentemente mostradas en escuelas de español que, sin embargo, en la realidad sólo son utilizadas por gente mayor o demasiado tradicional.

Lo más lógico es que el significado de dichas frases se traslade a otras más modernizadas. Por ejemplo, “A ojo de buen cubero” significa que un experto podría hacer un análisis de lo mostrado, pero no una persona sin experiencia. O “A buenas horas mangas verdes”, frase extendida desde hace ya varios siglos, ha perdido su completo significado. En realidad el grupo de mangas verdes se dedicaba a recoger cadáveres, de forma similar a los forenses actuales. De normal llegaban tan tarde que los aldeanos debían hacer su trabajo, por lo que al aparecer por la escena donde se encontraba el fallecido, muchos les gritaban con sorna esta frase.

También se da el caso de experiencias que originaban frases populares. Al desaparecer dichas experiencias, las frases carecen de sentido actual. “En peores garitas hemos hecho guardia” es una frase popular de quien ha hecho el servicio militar obligatorio, referido a las interminables guardias realizadas durante el mismo. Al eliminarse este servicio, sólo nuestros abuelos entenderían y tendrían en su experiencia propia necesidad de utilizarla.

Leave a Reply

Protected by WP Anti Spam

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.

  • get a free enforex brochure

Remember Me

Lost your password?

[x] close
Powered by WordPress Lab